Páginas

domingo, 10 de marzo de 2013

El Curriculum Vitae.


El C.V.

 

Desde hace más de treinta años lleva sonando en nuestras vidas eso del “Curriculum vitae”. Su elaboración desde ese tiempo no ha variado gran cosa, se sigue haciendo de igual forma. Si el mercado de trabajo ha cambiado, si ahora está descompensado en cuanto a ofertas y demandas de trabajo ¿Por qué se sigue haciendo el mismo C.V. que hace treinta años? ¿Por qué una de las herramientas que tenemos para buscar trabajo no ha cambiado para adaptarse al cambio? Llama la atención, sin duda.

 
Tipos de C.V.

 
n Cronológico: En sus dos variedades: directo e inverso. Recomiendo el inverso, es decir, ir de lo más reciente a lo más antiguo. Este tipo de C.V. tiene el inconveniente de dejar al descubierto las lagunas de formación o laborales que pueda haber.

n Funcional: No aparecen fechas, no se ven huecos. Se agrupa por formación y experiencia.

n Vídeo C.V.: No tuvo el éxito esperado. Las presentaciones resultaban demasiado largas y no se mantenía la atención.

n Videopresentación: Veinte segundos de presentación, de mayor efectividad que el anterior.

 
Recomendaciones a la hora de realizar el C.V.


  1. No es necesario encabezar el C.V. con el título “CURRICULUM VITAE”. Se sobrentiende al echarle un rápido vistazo que estamos ante un C.V.
  2. En los datos personales pondremos: nombre y apellidos, por supuesto. La dirección postal es mejor no ponerla porque nadie se va a poner en contacto a través de una carta, hoy existen otros medios más directos y rápidos. El teléfono móvil, claro, ya que difícilmente nos separamos del mismo. El fijo ya no se pone porque no siempre estamos en casa. Correo electrónico, desde luego que sí. Y como colofón pondremos una foto, en la que estaremos sonrientes, importantísimo esto. La sonrisa provoca acercamiento y no rechazo. La foto será atemporal que no se note que es invierno o verano, actual, no vale una foto de hace diez años. Y hecha sobre un fondo blanco uniforme.
  3. En la trayectoria profesional es importante explicitar el desarrollo de las funciones y el puesto, enumerar las empresas es menos importante.
  4. La formación la ponemos en función de nuestro interés, si me puede ayudar la pongo, si me puede restar la quito. Hemos de dar valor a nuestra candidatura, si la formación que tenemos nos da valor hay que ponerla indudablemente.
  5. En el apartado conocimientos pondremos aquellos que aún sabiéndolos no tenemos acreditados. Por ejemplo si tenemos tres cursos de Química, lo ponemos aunque no tengamos el título.
  6. En la formación complementaria obligatoriamente pondremos el título del curso, las horas del mismo y la entidad organizadora es secundario.
  7. Idiomas, si tenemos un nivel básico es mejor no poner nada. Si hemos obtenido un nivel de cualificación B1, B2, etc. mediante la superación de exámenes oficiales, obviamente se pone.
  8. En datos de interés pondremos si pertenecemos a grupos profesionales, voluntarios en ONG’s, etc. Si tenemos publicaciones y proyectos de investigación se pueden poner aquí.

Lo importante en nuestro proceso de búsqueda de empleo es innovar y distinguirnos de los demás, en el C.V. tenemos un modelo para hacerlo. A continuación indico algunas páginas web que sirven para poner esa nota de creatividad y distinción en el C.V.