Páginas

miércoles, 8 de mayo de 2013

La carta de presentación.

Generalmente se le dedica mucho tiempo a la confección del C.V. como la herramienta principal que expone la trayectoria profesional del candidato, y la carta de presentación se hace sin dedicarle tanto tiempo. La carta de presentación actualmente tiene tanta importancia como el C.V., es el documento que presenta al mismo y como tal debe ser lo suficientemente atractivo, ha de llamar la atención para que el empleador lo tenga en cuenta.

El contenido y la forma de la carta variará en función de si se envía en respuesta a un anuncio o por iniciativa propia. La carta en respuesta a un anuncio se elaborará a medida, en función del empleo solicitado. Ha de suscitar interés sobre los datos del C.V. que respondan a las necesidades de la empresa a la que se dirige. La carta de autocandidatura es conveniente redactarla usando un enfoque general, de este modo aunque se tenga una especialidad académica o profesional no se cierran puertas a otras especialidades. En cualquiera de los dos casos la carta ha de ser corta porque si no, se corre el riesgo de que no la lean al resultar pesada, aburrida, o igual a todas y, ya sabemos lo importante que es diferenciarse de los demás.

Estructura de la carta:

1.    Encabezado: En el margen izquierdo superior se pondrán los datos personales, en el margen derecho superior se pone el nombre y datos de la empresa que oferte el puesto de trabajo.

2.    Saludo inicial: Debemos personalizar el saludo dirigiéndonos a la persona responsable del proceso de selección si respondemos a una oferta de trabajo, o al responsable del departamento de RR.HH. si presentamos nuestra autocandidatura.

3.    Primer párrafo: Sirve para especificar por qué se ha enviado la carta, introduciremos aquí el objetivo de la misma, siendo distinta si mandamos la carta a una empresa que ha publicado una oferta de trabajo o si se envía espontáneamente, es decir, una carta de autocandidatura. En el primer caso mencionaremos el anuncio publicado, citando la fuente y la referencia. En el segundo caso, la carta no contendrá referencia, pero sí se hará constar el tipo de trabajo que se solicita. Si hacemos algo tan sencillo como esto ya nos estaremos diferenciando de multitud de candidatos que no lo hacen

4.    Segundo párrafo: Es el más importante de todos, se explicarán las razones por las que se ha seleccionado a la empresa, y los motivos por los que la persona interesada considera válida su candidatura. Es muy importante ir a la parte emocional del reclutador, haciéndole ver la adecuación entre nuestro perfil y el profesional requerido en la empresa. Resaltaremos logros de nuestra carrera que estén relacionados con el puesto a cubrir, introduciremos nuevas formas o métodos para realizar el trabajo, optimización del tiempo, etc. Debemos dejar al reclutador con ganas de más, no olvidemos que el objetivo es conseguir una entrevista de trabajo y, debemos añadir valor a nuestra candidatura, demostrar la motivación por el puesto, las ganas de trabajar, así de sencillo.

5.    Tercer párrafo: Se deberá insistir en nuestro interés por trabajar en esa empresa y lo importante que es obtener una entrevista.

6.    Despedida: Al ser un primer contacto, utilizaremos las fórmulas de cortesía habituales.

 Algunos consejos:

·         No debemos copiar modelos de cartas de presentación que aparecen en manuales de búsqueda de empleo, son accesibles a todo el mundo, conocidos y no nos va a beneficiar.

·         Tampoco copiaremos la carta de otra persona. Es muy importante ser original y mostrarse tal y como se es. Aunque creamos que tenemos un mal estilo, debemos seguir nuestra propia línea.

·         Revisar la ortografía y el vocabulario, si se cometen faltas de ortografía o utilizamos un vocabulario inadecuado perderemos unos puntos de oro frente al reclutador.

·         No escribiremos una carta larga y pesada. Utilizaremos frases cortas y sencillas, párrafos de tres o cuatro líneas a lo sumo. Fundamental la claridad, el orden y la concisión. No escribiremos literariamente ya que estamos expresando conceptos.

·         No repetiremos contenidos del C.V. en la carta de presentación. Destacaremos detalles que en el C.V. pueden pasar desapercibidos (cuándo terminan compromisos adquiridos previamente, etc.)

·         No utilizaremos frases excesivamente personales o que denoten una  problemática que no concierne al puesto de trabajo que nos interesa.

·         Firmaremos la carta de puño y letra, no utilizaremos sellos personalizados o firmas digitalizadas.


(Si te ha gustado este artículo compártelo en las redes sociales pinchando en los iconos que tienes debajo, también te agradecería mucho que dejaras tu comentario y así enriquecer el texto entre todos).

Publicar un comentario