Páginas

sábado, 24 de agosto de 2013

Recruiter: La nueva herramienta de LinkedIn.


LinkedIn es la red social profesional por excelencia con más de 225 millones de usuarios. Recruiter es la nueva herramienta a disposición de las empresas para hacer una búsqueda de los candidatos idóneos para los procesos de selección que lleven a cabo, hacer contactos y entablar relaciones profesionales, todo ello de una forma eficiente.
Las características principales de Recruiter son:
 
 1.    Acceso integral:
Amplía el alcance más allá de la red personal para llegar a candidatos pasivos cualificados. Aprovechando los eficaces filtros de búsqueda. Se puede dirigir a los candidatos adecuados en función de su empresa, ubicación, sector, aptitudes, palabras clave y perfiles de usuario completos.
 2.    Contacto directo con los candidatos:
Contacto con los candidatos directamente mediante InMail, el entorno seguro de mensajería de LinkedIn, consiguiendo índices de respuesta mucho mayores que con llamadas de teléfono o mensajes de correo.
3.    Gestión de la red de candidatos:
Organización del flujo de trabajo con carpetas de proyectos y recordatorios.  Sincronización de las actividades de equipo con carpetas compartidas, búsquedas, perfiles y notas de candidatos. Seguimiento del proceso de selección para obtener información.
 Otras ventajas que presenta para hacer la más eficiente selección de trabajadores son:
 
·         Herramientas para aumentar la productividad, como alertas de búsqueda diarias y plantillas guardadas.
 
·         Historial de la actividad de selección de personal para garantizar la conformidad con la normativa vigente.
 
·         Servicio técnico y formación exclusivos por parte del equipo de LinkedIn para mejorar tus resultados de búsqueda en LinkedIn.
 
 

viernes, 16 de agosto de 2013

Decálogo para un uso adecuado de LinkedIn.

Por su interés para todas las personas que están buscando trabajo, transcribo a continuación diez consejos clave publicados en el diario Expansión para sumarse a LinkedIn y utilizar correctamente esta red social profesional, logrando establecer contactos, generando oportunidades de negocio y sacando el mayor provecho.
1.    Estrategia:
Define la estrategia. Hay que tener muy claro el objetivo que perseguimos: buscar trabajo, clientes o contactos para nuestra empresa en el extranjero.
2.    Rutinas:
Hay que buscar el momento LinkedIn del día, integrado como una tarea más en nuestra agenda, y dedicarle el tiempo necesario en función de los objetivos. Cinco nuevos contactos al día acaban siendo 1825 al año. Es recomendable crear una cuenta de correo electrónico exclusivamente para redes sociales.
3.    Perfil:
Conviene cumplimentarlo en su totalidad, partiendo de algunas ideas. La primera es incorporar una foto que encaje en un entorno profesional. Nada de instantáneas informales de las que usaríamos en otras redes sociales ni logotipos de empresas. También es recomendable añadir un e-mail y un teléfono de contacto en el apartado Extracto, y necesitaremos dos o tres recomendaciones. Una buena estrategia para lograrlo es que nosotros recomendemos previamente, basta con unas pocas personas clave. Por último, utiliza la Zona de presentaciones para adjuntar documentos, imágenes o vídeos que muestren nuestros productos o actividades.
4.    Titular:
A la hora de identificarnos como profesionales, cuidado con los anglicismos y los títulos largos y farragosos. Como sucede en Google, las búsquedas en LinkedIn funcionan mediante palabras clave. Si el título que ponemos bajo nuestro nombre no indica claramente a qué nos dedicamos, corremos el riesgo de que no nos encuentren.
5.    Búsqueda:
Una vez confeccionado el perfil, hay que iniciar la búsqueda de aquellas personas a las que pensemos que les puede interesar nuestro producto o perfil. Es particularmente recomendable el uso de la Búsqueda avanzada, que permite seleccionar y filtrar los criterios. También la búsqueda por código postal.
6.    Grupos:
Las personas nos agrupamos por afinidades y en LinkedIn hay dos formas de hacerlo: mediante la creación de grupos, si existe una masa más o menos homogénea que nos sigue a la que puede interesar nuestra actividad; o sumándonos a otros ya existentes.
7.    Comunicación:
No se reduce a contactar. Se trata de comunicar, de decir a otros qué hacemos y buscamos. Es interesante tener preparados pequeños textos plantilla en los que indiquemos en pocas líneas a qué nos dedicamos y qué esperamos de nuestro interlocutor.
8.    Tratamiento:
Hay que mantener en todo momento la cortesía y educación, aunque esta red permite aparcar tratamientos excesivamente formales.
9.    Independencia:
No es aconsejable utilizar este entorno vinculado a nuestras cuentas en otras redes sociales como Twitter o Facebook. La primera presenta la limitación de los 140 caracteres; la segunda se mueve en el ámbito personal. LinkedIn, en cambio, es un entorno profesional y tiene unos códigos y formas de expresión propios, y distintos a las dos anteriores.
10.   Anticipación:
Las redes sociales no se improvisan. Empieza hoy. No esperes a estar en el paro para empezar a tejer tu red profesional. Es un activo que te acompañará a lo largo de tu vida profesional.

miércoles, 14 de agosto de 2013

La nueva gestión de los Recursos Humanos.


La nueva forma de entender los RR.HH implica el desafío de adaptar la empresa a los cambios del entorno, su supervivencia depende de mantener e incrementar su competitividad. Para ello se habrá de aumentar la productividad, conseguir mejores resultados con los mismos medios, optimizar recursos y costes, priorizar la rentabilidad. Estas acciones sólo la pueden llevar a cabo plantillas formadas y comprometidas. En muchos negocios el coste de materias primas o la inversión en maquinaria es inapreciable. Los costes de gestión y las inversiones en tecnologías avanzadas son los principales capítulos de gastos e inversiones. La minimización de los primeros y la rentabilidad de los segundos dependen en su mayor parte de intangibles como conocimiento o implicación. Toda inversión que se haga en motivación o formación de RR.HH tiene su contrapartida aquí, aunque a veces esta contrapartida no sea fácilmente cuantificable. Actualmente la gestión de RR.HH forma parte de la dirección estratégica de la empresa. El factor humano es esencial y está presente en todo el entramado empresarial. Por ello, la dirección de RR.HH de una empresa debe asegurar entre otros los siguientes objetivos:
 
1.    Seleccionar al personal adecuado, con los perfiles derivados de los objetivos estratégicos y operativos.
2.    Desarrollo de los perfiles de los empleados acorde a las necesidades estratégicas de la empresa.
3.    Formación técnica de los trabajadores acorde a las necesidades operativas (producción, venta) de la empresa.
4.    Motivación y dinamización para lograr el más alto nivel de compromiso, necesario para incrementar la competitividad de la empresa.
5.    Compromisos de empresa, afianzando las políticas de conciliación y diversidad y mejorando las condiciones y relaciones laborales.

viernes, 2 de agosto de 2013

Inmaculada Michinina: "Déjennos tener dignidad".



Esta crisis que nos azota está dejando demasiadas víctimas por el camino, personas con nombres y apellidos, que luchan a diario por sobrevivir. Gente que acude a los representantes políticos libremente elegidos en las urnas y plantea algo tan obvio como que el sueldo que cobran se lo pagamos entre todos, que el asiento que ocupan se lo hemos proporcionado nosotros y que su obligación diaria es trabajar para todos los ciudadanos. Así debería ser y no dudo que haya políticos que efectivamente cumplan a rajatabla el mandato representativo otorgado, pero igualmente hay una casta política que vive en una permanente torre de marfil, ajena a la realidad exterior, que nunca ha trabajado en otra cosa que no sea la política, que ha hecho de ésta su modus vivendi, que jamás ha tenido necesidades económicas ni de ningún otro tipo, que se ha creído superior al resto de los mortales, que no ha jugado limpio, -a todos los casos de nepotismo, corrupción, enchufismo, y amiguismo que todos tenemos en mente me remito- y que vive en un estado permanente de mediocridad.

Ante el estado crítico de la situación económica y laboral,  es absolutamente obligatorio que surjan voces como las de Inmaculada, clamando en el desierto, pero alzando la voz frente a tanta dificultad para ganarse la vida, para llevar una vida digna, como muy bien dice. Para salir de esta situación estamos todos implicados, los ciudadanos y sus representantes, si nos damos la espalda, si se crean puentes insalvables y si se sigue abriendo una brecha entre la clase política y la gente de a pie, vamos por el camino perfecto -si no estamos ya- hacia el sálvese quien pueda.